top of page

MASAJE HEAL ENERGY

istockphoto-1000963550-612x612.jpg

El Pranic Healing sigue un método muy simple, práctico y preciso que cualquier persona puede aprender. Para comprenderlo no es necesario tener ningún conocimiento previo, solamente tener ganas de saber cómo «activar» las manos!

De la misma manera que a través de las venas fluye la sangre, la energía fluye a través de los meridianos. Según la medicina tradicional china, los meridianos son canales que conectan el interior i el exterior del cuerpo y explica cómo, interviniendo en puntos concretos de la superficie del cuerpo podemos modificar estados internos. La medicina oriental describe con total profundidad y detalle estos puntos concretos (puntos de acupuntura) de este “sistema anatómico-energético humano”.


El Pranic Healing trabaja y explica cómo incidir sobre estos puntos de acupuntura y explica de manera muy precisa estos 11 puntos. En el Pranic Healig se les llama chakras. La palabra chakra es una palabra muy antigua que proviene del sáncrito y que quiere decir rueda que gira. Un chakra es un punto en donde hay un flujo de energía más intenso, a través del cual se puede regular el nivel de energía de las diferentes partes y áreas de nuestro cuerpo.


El Pranic Healign enseña un sistema muy compreto de 11 chakras mayores revelando su naturaleza y sus funciones. Por ejemplo, el chakra del plexo solar (punto de acupuntura REN (VC)16) controla y aporta energía a diferentes órganos internos como el hígado o el estómago. Al mismo tiempo, el plexo solar también controla lo que llamamos las bajas emociones como el odio, la rabia, el miedo y también el coraje, la valentía o la autosuperación.


Como las emociones también son una forma de energía, con Pranic Healing también se pueden tocar, reconocer y tratar. Con Pranic Healing se aprenden las funciones físicas y psicológicas de cada chakra y como se estructura la anatomía energética. Con este conocimiento, los tratamientos energéticos son muy precisos, apropiados y efectivos.

Todas las experiencias que vivimos quedan almacenadas en nuestro cuerpo energético en forma de pensamientos, creencias e ideas del mundo que nos rodea. Cuando nos vuelve a suceder algo parecido a lo que ya hemos vivido, estas emociones se activan y se colocan en los chakras. A veces estas experiencias son buenas y a veces no. Dado que con el Pranic Healing somos capaces de tocar diferentes energías, también podemos percibir estos traumas y sacarlos del sistema energético. De este modo somos más libres de actuar como queremos, sin condicionantes o traumas del pasado que nos limiten el presente.


El hecho de sacarnos los condicionantes de las cosas que nos han pasado o de cosas que nos han dicho, sacarnos estas formas de pensamiento que no nos permiten avanzar, nos conecta con nuestro yo auténtico y nos retorna el poder personal. Healing se aprende a desarrollar el tacto energético, a sensibilizar las manos para ser capaces de tocar y percibir diferentes tipos de energía y sus cualidades.


Desde un punto de vista energético, todas las enfermedades provienen de una congestión de energía enferma o de una falta de energía. Cuando somos capaces de percibir a través del tacto estas energías no deseadas, podemos limpiarlas o energizar las zonas debilitadas para devolver a la persona su estado natural de salud.


Éstas son dos de las técnicas básicas en que se basa el Pranic Healing: la limpieza y la energización.
Complementariedad


La medicina convencional trabaja sobre el cuerpo físico y el Pranic Healing trabaja sobre el cuerpo energético. Cuando el cuerpo energético está equilibrado, los tratamientos médicos convencionales son más eficaces. Por tanto, las dos técnicas son complementarias y no sustitutivas una de otra.


El Pranic Healing no intenta substituir la medicina tradicional ni otras terapias, es un método complementario para tratar toda la estructura energética de las personas. Los pranic healers no son medicos, pero los medicos pueden ser pranic healers. Los pranic healers no dan diagnósticos médicos ni intervienen en los tratamientos convencionales. La energía.


En Oriente, al prana también se le llama Ki o Chi. Esta energía sutil es la que mantiene el cuerpo vivo y en un estado de buena salud.


La parte energética que sostiene el cuerpo físico está en constante movimiento absorbiendo energía fresca y expulsando energía gastada. Este cuerpo energético es una gran estructura que puede debilitarse por muchas causas y cuando eso pasa, la salud puede verse afectada.


El cuerpo físico y el cuerpo energético son un reflejo uno del otro; si uno está enfermo, tarde o temprano también lo estará el otro. El método


El Pranic Healing sigue un método muy simple, práctico y preciso que cualquier persona puede aprender. Para comprenderlo no es necesario tener ningún conocimiento previo, solamente tener ganas de saber cómo «activar» las manos!

De la misma manera que a través de las venas fluye la sangre, la energía fluye a través de los meridianos. Según la medicina tradicional china, los meridianos son canales que conectan el interior i el exterior del cuerpo y explica cómo, interviniendo en puntos concretos de la superficie del cuerpo podemos modificar estados internos. La medicina oriental describe con total profundidad y detalle estos puntos concretos (puntos de acupuntura) de este “sistema anatómico-energético humano”.


El Pranic Healing trabaja y explica cómo incidir sobre estos puntos de acupuntura y explica de manera muy precisa estos 11 puntos. En el Pranic Healig se les llama chakras. La palabra chakra es una palabra muy antigua que proviene del sáncrito y que quiere decir rueda que gira. Un chakra es un punto en donde hay un flujo de energía más intenso, a través del cual se puede regular el nivel de energía de las diferentes partes y áreas de nuestro cuerpo.


El Pranic Healign enseña un sistema muy compreto de 11 chakras mayores revelando su naturaleza y sus funciones. Por ejemplo, el chakra del plexo solar (punto de acupuntura REN (VC)16) controla y aporta energía a diferentes órganos internos como el hígado o el estómago. Al mismo tiempo, el plexo solar también controla lo que llamamos las bajas emociones como el odio, la rabia, el miedo y también el coraje, la valentía o la autosuperación.


Como las emociones también son una forma de energía, con Pranic Healing también se pueden tocar, reconocer y tratar. Con Pranic Healing se aprenden las funciones físicas y psicológicas de cada chakra y como se estructura la anatomía energética. Con este conocimiento, los tratamientos energéticos son muy precisos, apropiados y efectivos.

Todas las experiencias que vivimos quedan almacenadas en nuestro cuerpo energético en forma de pensamientos, creencias e ideas del mundo que nos rodea. Cuando nos vuelve a suceder algo parecido a lo que ya hemos vivido, estas emociones se activan y se colocan en los chakras. A veces estas experiencias son buenas y a veces no. Dado que con el Pranic Healing somos capaces de tocar diferentes energías, también podemos percibir estos traumas y sacarlos del sistema energético. De este modo somos más libres de actuar como queremos, sin condicionantes o traumas del pasado que nos limiten el presente.


El hecho de sacarnos los condicionantes de las cosas que nos han pasado o de cosas que nos han dicho, sacarnos estas formas de pensamiento que no nos permiten avanzar, nos conecta con nuestro yo auténtico y nos retorna el poder personal.

bottom of page